Brazos tonificados

“La Mujer Maravilla es una mezcla de Superman con Batman. Mientras Superman se apoya en sus poderes humanos y sobrehumanos para combatir el mal, Batman depende de su parafernalia. La Mujer Maravilla tiene los dos: fuerza física y unos accesorios muy cool”, dice la nota Wonder Woman’s Bracelets Are Not Jewelry, publicada en Bustle. Nos acordamos perfecto de sus brazaletes, que se llamaban “los brazaletes de la sumisión” y que ella usaba para protegerse, cruzándolos por delante de su cara como si fuera un escudo. Pero también nos acordamos de sus brazos fuertes y de sus piernas aerodinámicas.
Los brazos tonificados son el nuevo escote. Se muestran en invierno y en verano, a cualquier precio. Ostentan entrenamiento, juventud, fuerza, poder, todo lo que resume ser sexy hoy. No son algo que te toca o no te toca (toda la gama del pecho chato al implante comprado), sino algo que se logra y que por eso mismo da orgullo. Un atributo que históricamente pertenecía al universo masculino, pero no more. Madonna la vio primero, y después de ellas vienen todas las celebrities que desfilan la alfombra roja agitando sus polleras vaporosas para la foto con sus brazos de acero.
Para tener brazos tonificados hay que hacer ejercicio (muchas repeticiones con poco peso), pero también prestarle atención a la alimentación. Las proteínas son las mejores amigas de los músculos y los dulces, sus peores enemigos. “La mayoría de las personas ingiere suficiente cantidad de proteína en su dieta habitual, pero cuando se sigue un plan especial de entrenamiento conviene reforzar su ingesta. Preferentemente, se sugiere distribuir el consumo de proteínas a lo largo del día, para maximizar la capacidad del cuerpo de crear músculo”, dice la nota Boost Muscle publicada en Harvard Health Publishing. En cambio, los azúcares son los responsables de un proceso que se denomina glicación que afecta las proteínas de la piel (colágeno y elastina) y repercute negativamente en su firmeza.
TheG habló con la profesora de yoga Patrizia Camponovo, que tiene unos brazos hermosamente trabajados.

¿Cómo ayuda el yoga a tener brazos tonificados?
El ejercicio que mejor arma los brazos y, que en ashtanga yoga se hace muchas veces, es la flexión de brazos. En ashtanga hay muchos saludos al sol y éstos incluyen la bajada con flexión de brazos.

¿Qué indicaciones generales darías para hacerlo bien?
Es importante bajar con los codos bien pegados al cuerpo (como si no lo quisieran dejar pasar). Si lográs quedarte en el aire (no apoyarte en el piso cuando terminás), idealmente subís directo al perro boca arriba (o urdhva mukha). No es una posición fácil de hacer, y si se hace mal puede provocar tensión en el cuello y en la parte superior de la espalda. Lo más conveniente es aprender el saludo al sol con un instructor, pero como reglas generales podemos decir:
Los hombros no deben bajar antes que los codos: tienen que estar al mismo nivel.
Hay que activar abdomen y glúteos.
Los ojos miran al frente, el cuello se estira (no dejar caer la cabeza).
Los hombros deben quedar despegados de las orejas.

¿Cuál es la particularidad del ashtanga?
El yoga ashtanga se diferencia de los otros tipos de yoga por la coordinación de respiración (ujjayi) con movimiento (asana). A esta coordinación la llamamos vinyasa. Se dice que la práctica de ashtanga es como cuando rezás con un rosario o un japa mala: la respiración es el hilo y las asanas (o posturas) son las cuentas. El ashtanga es un tipo de yoga dinámico que no se detiene en ninguna postura: sólo permanecemos el tiempo de cinco respiraciones en cada una y pasamos a la próxima. Entre cada asana (y entre cada lado de cada asana) se hace un medio saludo al sol o media vinyasa. Son muchas flexiones de brazos.

Gelly tip: para la humectación de brazos, recomendamos aplicar aceite de sésamo Neutrogena bajo la ducha y, al salir, una crema con vitamina A en la piel rugosa de los codos. A quienes les gusta la piel lisa, lisa, la depilación definitiva.

@vidadeyoguinimoderna (y en su canal de Youtube)

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *